Cómo dejar de discutir y resolver realmente los problemas de pareja

0
21

Vives con tu pareja y evidentemente la amas. Pero eso no impide que de vez en cuando tengan diferencias que conlleven a inevitables discusiones, lo que deja malestar en ambas partes. En primer lugar, no eres la única. Esto sucede en la gran mayoría de las parejas, si no es que en todas. En segundo lugar, tú quieres preservar la salud de la relación. Por eso te ofrezco estos simples consejos para que tu relación salga fortalecida de esos inevitables problemas que todas las parejas atraviesan cuando tienen diferencias.

Lo primero que debes hacer es separar las emociones del problema en sí mismo. Supongamos que tu pareja no hizo algo que debía hacer porque se le olvidó. Por un lado, está la frustración y el enojo que sientes por su olvido, y por otro, resolver el problema de lo que dejó de hacer y las consecuencias que eso trae. Es importante que siempre lidies con tus emociones antes de discutir el problema. Esto lo puedes hacer calmándote y respirando profundamente cuando el enojo no es tan grande, pero a veces es necesario apartarte completamente de la situación para calmar tus emociones.

No olvides comunicarte con tu pareja. Es mejor decirle que vas a salir a tomar una caminata para tranquilizarte que contestarle de mala manera. Aléjate, haz alguna actividad que te relaje, que te calme. Luego de eso ha llegado el momento de “escoger tus batallas”. Decide si este problema es lo suficientemente importante como para discutirlo. Si no es así, una vez calmada lo puedes dejar ir. Si es algo que definitivamente no puedes dejar pasar, entonces regresa donde tu pareja, y ya con la cabeza fría explícale lo que sentiste, escúchalo sin juzgar y busquen entre los dos la mejor solución al problema en sí.

No olvides la reconciliación. Nunca se vayan a dormir con un problema sin resolver. Eso puede ser ver una película abrazados, o una rica cena o sexo de reconciliación. Lo importante es que perdones desde el fondo de tu corazón, y que no guardes rencores que pueden surgir en otro momento difícil y complicarlo todo. Recuerda que esa es la pareja que escogiste para toda la vida y con la que quieres cumplir ese proyecto de vida.

- Advertisement -